Historia
Rocafort es un municipio valenciano que se encuentra en la comarca de l'Horta Nord. El nombre del pueblo tiene un origen geográfico, y es genuínamente valenciano. Procede de la roca en la que está asentado el núcleo principal de la localidad. Si bien Rocafort es una palabra que puede derivar del latín “rocca forte”, consideramos que en nuestro caso no es propiamente un derivado, sino la conjunción de dos elementos valencianos, ya que el nombre aparece cuando ya se hablaba valenciano y no latín en nuestras tierras. Lo Lloc de Rocafort En los archivos, la denominación usual de nuestro pueblo era Lo Lloc de Rocafort, como consta en los documentos del Morabetí (1415). Ya en el siglo XVIII aparece como El lloc de Rocafort. En la segunda mitad del siglo XIX, ya se abandona la fórmula Lugar de Rocafort para pasar a llamarse pueblo.

GEOGRAFÍA

Situado al noroeste de la capital valenciana, su término presenta una forma estrecha y alargada de noroeste a sureste. El núcleo urbano divide el término en dos partes de relieve y utilización del suelo muy diferenciados. La parte que sigue al noroeste lo ocupan una serie de lomas suaves, cuya altura nunca llega a superar los 90 metros y en las que los cultivos de secano (garroferas, olivos y viña) han sido sustituidos por urbanizaciones de descanso y veraneo. Desde el núcleo urbano hacia el sureste el suelo es completamente plano y de origen sedimentario y está ocupado por cultivos de regadío con agua procedente de la Real Acequia de Moncada. El clima es mediterráneo, aunque ligeramente más fresco que en la capital provincial a causa de la altitud de sus colinas.

HISTORIA

No hay documentos que certifiquen que Rocafort existiera como pueblo antes del siglo XIV. Las pruebas indirectas indican que no existía en la época musulmana ni en la romana (el pueblo no se nombra en el Llibre del Repartiment de l'Antic Regne de València, ni siquiera en árabe o en latín. De todos modos, a falta de pruebas, sí es cierto que se hallaron vestigios del paso del hombre por su territorio, incluso en la época prehistórica, pues se hallaron restos humanos y objetos materiales del eneolítico en la Cueva de Rocafort (actualmente se exponen en el Museo de Prehistoria de Valencia). De la época romana, sólo se hallaron dos acueductos: la Covatella y Les LLometes – este último pasa por la partida de l’Horteta-.

En el siglo XIV pertenecía a Francesca Gemella. Després l’heretà la seua filla Andrea Mactano y más tarde pasó a Mateu Llançol, cuyos bienes fueron confiscados y más tarde adquiridos por Francesc Malet. A éste le sucedió su hijo Pere Malet.

En el siglo XV, fueron señores de Rocafort Raimon de Almenar y los Mercader. En 1527 lo vendieron a Tomás Ribot a quien sucedieron sus herederos hasta llegar al último, Ignacio Pasqual Julià.

En 1799 pasó a formar parte del patrimonio de los barones de Santa Bárbara hasta mitad del siglo XIX, etapa en la que desaparecen los señoríos.

 

PATRIMONIO HISTÓRICO  Y  CULTURAL

Convento de San Sebastián: este convento agustino se fundó sobre una ermita que los picapedreros de Valencia había dedicado a San Sebastián (la piedra de El Micalet y de las Torres de Serrano procede de las canteras de Rocafort). El Convento se construyó en 1434 y en su inicio asumía las funciones de parroquia con la excepción de los matrimonios y los nacimientos que se celebraban en Moncada de la que dependía eclesiásticamente. El resto de sacramentos se administraban en Rocafort.

A partir de la exclaustración del Convento en 1835, el edificio pasó al pueblo como Ayuntamiento, Escuelas y Pósito Agrícola, según escritura de 1842.

Del ex Convento destacan:

La Iglesia Parroquial: la iglesia data de finales del siglo XVI. En 1902 se declaró parroquia y fue ampliada.  Su estilo es neoclásico.
El claustro: con dos galerías compuestas por dos docenas de columnas dóricas con un aljibe en el centro.

IMPORTANCIA DE ROCAFORT DURANTE LA GUERRA CIVIL

Al desplazarse el Gobierno Republicano de Madrid a Valencia,  se incautaron en Rocafort 26 casas y 29 chalets. El Alto Estado Mayor estuvo en la avenida, hoy, de Ausias March, 95 y una escuela de espías en el chalet de La Fabriqueta.  También estuvieron las embajadas de Méjico,  EEUU y Rusia.

Otras instituciones que los ocuparon fueron: Izquierda Republicana en la Plaza de la República  (Plaza de España nº 1); el Partido Socialista en la  Plaza Mayor 3;  la Colonia Pilar de la Mata de Madrid (62 niños) en la Casa de los Boira; la Casa del Pueblo en la C/  Manuel Azaña, 15 (actual Casa de Cultura en la C/ Mayor).

PERSONAJES DESTACADOS

ANTONIO MACHADO:

Como nota peculiar, se incautó a D. José Báguena  el chalet de Villa Amparo. Es en ese momento, al parecer desde noviembre de 1936 hasta finales de abril de 1938, cuando el poeta Antonio Machado, vivió allí alojado.

Fruto de su estancia en Rocafort fueron los Sonetos escritos en una noche de bombardeo en Rocafort, así como la memoria de numerosas actividades culturales y vecinales con las que el poeta se comprometió.

 

FIESTAS PATRONALES:

Rocafort celebra sus fiestas a finales de agosto en honor a la Virgen de Agosto, a San Agustín, a Santa Bárbara a la Virgen del Consuelo, el Cristo de la Providencia y Nuestra Sra. del Rosario.

Las fiestas se celebran el domingo siguiente a la festividad de San Agustín,  28 de Agosto.  San Agustín, sábado;  Virgen del Consuelo,  domingo;  Santa Bárbara, lunes;  Cristo de la Providencia, martes y la Virgen del Rosario,  el domingo siguiente.   La Virgen de Agosto se celebra el domingo anterior a San Agustín.

 

*Fuentes utilizadas para la elaboración de esta información:

“Crònica de Rocafort”, obra de Albert Pérez i Marco.

“El devenir histórico y municipal de Rocafort” del cronista del municipio, Juan Pérez Navarro. www.juanpereznavarro.es

Formulario de búsqueda